Ciertos pensamientos, nos limitan, para cuidar nuestra alimentación y nuestra salud.En ocasiones, estos pensamientos, están interiorizados, se terminan creyendo y se utilizan para justificar que no se puede adelgazar. Conoce cuáles son los más habituales y aprende a vencerlos.